noviembre 20, 2013

Ritual para que sus hijos vayan protegidos

No hay nada como el amor de los padres hacía sus hijos, y el hecho de intentar protegerles a toda costa. Las madres sobre todo desarrollan hacía sus hijos una relación y conexión, que hacen que tengan mas intuición sobre las preocupaciones, deseos de bienestar, desvelos y similares de sus hijos. Este ritual sirve para mantener una protección especial sobre los hijos e influir sobre ellos para que vayan por el buen camino y para ello elegiremos un objeto de material noble para cargarlo y se lo regalaremos para que les proteja.

Plata, oro, gemas semi o preciosas, cristal de roca o similares, especialmente funcionan muy bien las turquesas en hijas y el cristal de roca en hijos. Las medallas de santos o vírgenes son también muy poderosos, pero ¡Ojo! que no tenga ningún elemento de plástico, sino el objeto no se podrá cargar y no hará efecto.

Herramientas

- El objeto que se vaya a cargar.
- Un poco de incienso.
- Una vela amarilla.
- Un carboncillo para el incienso.

Encendemos la vela amarilla y le colocaremos el carboncillo sobre un plato frente a la vela y lo prenderemos con su llama, añadimos el incienso y colocamos el objeto que vayamos a entregar a nuestro hijo delante del carbón con el incienso. Mientras se quema el incienso recitaremos lo siguiente.

"Con este ritual quiero cargar este objeto para que sirva de protección a mi hijo/a(diga su nombre y visualicelo). Energía del universo, amor de madre/padre y protección duradera le acompañarán"

Cogemos el amuleto entre nuestras manos, y visualizaremos como una luz blanca de amor y protección sale de nuestro cuerpo y entra en él, desde nuestro corazón a las manos.

"Este objeto cargado con la energía de mi corazón que actuará como escudo de protección"

Apagamos la vela y el incienso, los objetos usados no los cogeremos para otro ritual ya que ya están utilizados y tendremos que emplear otros.

Colocamos el objeto bajo nuestra almohada durante diez días y cuando acabe ese periodo lo podremos entregar a nuestro hijo. Procure regalarle a algo que le guste a vuestro hijo, si le gustan los animales, las cruces, las espadas... algo que tenga usted tenga en cuenta que no se lo va ha quitar.

Sé que no soy una madre pero si soy hija y no hace mucho que tuve doce años. Pero no sobreproteger a los hijos, no estar muy encima de ellos y poco a poco dejarles que hagan su vida, es esencial. A mí me sobreprotegieron demasiado y tuve muchos problemas con ello, y no quiero que cuando tenga a mis hijos sea igual.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Opiniones